Resabios del escenario actual

2018-04-02 M. Funes 0 Opinión

La vida se torna compleja, cuando las inercias políticas se potencian por conglomerados y esferas de poder económico, cuando el sueño revolucionario adolescente empieza a menguar, cuando la promesa neoliberal trastoca cualquier figura moral y sólo queda vivir en la plena libertad individual es el momento crítico. La consciencia de nuestra mortalidad nos conduce a la tragedia, de significantes sin contenido, de un campo sin retorno, de frustraciones producidas por expectativas impuestas, del miedo a olvidar, de un escenario sin memoria es momento de apropiarse y volverse agente.

Alguna vez me dijeron que "para ser feliz hay que subirse a la carroza fúnebre", la aversión a ese ideal me sacudió por un tiempo considerable, hasta ahora, cuando con la cabeza erguida sólo puedo mirar con compasión el escenario que especulaba ese viejo facho. Adaptarse a tal escenario que se ha fraguado no implica que estar de acuerdo a sus condiciones, sino a practicar el juego para elaborar un proceso de deconstrucción sistémico.

La mecánica cuántica arguye la significancia del observador en la consecuencia de los resultados en un fenómeno de movimiento de ondas y partículas. En un proceso de metábasis, la presencia de cada agente tiene un rol fundamental en la comunicación y (de)generación de fenómenos sociales. Enajenarse de estos procesos, aunque atractivo, sólo conduce a una pérdida del sentido de nuestra existencia. No me mal interpretes, tampoco viene de un sueño gregario. Considero al aislamiento transitorio una oportunidad de digerir, problematizar, reflexionar y hacer sentido para los más emocional resistentes. Sin embargo, la búsqueda del sentido social es un proceso de actualización necesario para la constitución del yo.

La felicidad más genuina que he encontrado en mis últimos años de vida ha sido en momentos en que he suspendido mis juicios y expectativas, cuando me he abocado a la experiencia de fluir con el otro y conmigo mismo. Es importante considerar que volverse agente cuando nos arrojamos a la tendencia del control consciente de los fenómenos. El trabajo personal que se ha de llevar es naturalizar las transiciones hasta integrarlo en una misma entidad.


Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en escribir.


Escribir un comentario

Note: No HTML